Spanish Titles
Enfermedad de la Margen del Párpado

Enfermedad de la Margen del Párpado

 

La enfermedad de la margen del párpado se manifiesta como una inflamación persistente de los párpados.  Sus síntomas incluyen irritación, rasquiña, y ocasionalmente ojos rojos. Esta condición ocurre frecuentemente en las personas con tendencia a tener piel grasosa, caspa, o sequedad en los ojos.

 

Hay bacterias que normalmente residen sobre la piel de todo individuo, pero en algunas personas se multiplican en gran cantidad sobre la piel, en la base de las pestañas. Si algunas glándulas sebaceas cercanas son hiperactivas, pueden causar la formación de escamas parecidas a la caspa y de partículas que se localizan a lo largo de las pestañas y bordes (márgenes) de los párpados, lo que a su vez puede causar ojos rojos, picazón o ardor.

 

Aunque es posible que la enfermedad de la margen del párpado no sane, puede ser controlada con algunas reglas de higiene diaria:

 

 

Por lo menos dos veces al día, colóquese un paño limpio de agua tibia sobre los párpados cerrados, por un minuto. Remoje de nuevo el paño a medida que este se enfría, dos o tres veces. Esto ayuda a ablandar y desprender las escamas y otro tipo de formaciones. Mucho más importante, ayuda hacer líquidas las secreciones grasosas de las glándulas sebaceas de los párpados previniendo el desarrollo del chalazión, que es un quiste inflamado en alguna de las glándula sebaceas del párpado.

 

Con el dedo cubierto con un paño de aseo personal delgado, un hisopo de algodón, o un cojincillo libre de mota, refriegue cuidadosamente la base de las pestañas, por 15 segundos en cada párpado, aproximadamente.

 

Las medicinas, cuando son necesarias, incluyen:

 

Lágrimas artificiales para aliviar los síntomas de sequedad del ojo. (Estas son gotas para los ojos, disponibles sin necesidad de prescripción medica.)

 

Antibióticos (oral o ungüento) para disminuir bacteria presente sobre los párpados.

 

Ocasionalmente esteroides (por tiempo limitado) para disminuir la inflamación.

 

Las medicinas por si solas no son suficientes; la aplicación de calor y la limpieza detallada de las pestañas diariamente son claves para controlar la enfermedad de la margen del párpado.


ACCESSIBILITY