Spanish Titles
Glaucoma

Glaucoma-Generalidades

 

¿Qué es el glaucoma?

El glaucoma es una enfermedad del nervio óptico, la parte del ojo que transmite las imágenes que vemos hacia el cerebro. El nervio óptico es formado por muchas fibras nerviosas (como un cable eléctrico con numerosos filamentos). El glaucoma daña las fibras nerviosas, lo que puede causar puntos ciegos en nuestra visión, y posteriormente la pérdida de la misma.

 

El glaucoma tiene que ver con la presión que se acumula en el interior del ojo, o presión intraocular (PIO). Cuando el líquido transparente que normalmente fluye hacia adentro y afuera del ojo (humor acuoso), no puede drenarse apropiadamente, se acumula presión en el ojo. El incremento de PIO puede dañar el nervio óptico.

 

La forma más común del glaucoma es el glaucoma primario de ángulo abierto, en el cual el humor acuoso que circula normalmente en la parte frontal del ojo, es bloqueado y no puede fluir a fuera del ojo a través de un pequeño sistema de drenaje. Esto causa aumento en la presión del ojo, lo que puede dañar el nervio óptico y causar pérdida de la visión. Mucha gente con glaucoma primario de ángulo abierto no siente síntoma alguno hasta que la visión es afectada.

 

En el glaucoma de ángulo cerrado, el iris (la parte coloreada del ojo), puede caer sobre el ángulo de drenaje cerrándolo por completo, bloqueando abruptamente el flujo del humor acuoso, y causando un incremento de PIO. En el glaucoma agudo de ángulo cerrado, hay un incremento repentino de PIO debido a la concentración de humor acuoso. Esta condición se considera como emergencia porque el daño al nervio óptico y la pérdida de la visión pueden ocurrir en cuestión de horas. Los síntomas pueden incluir náusea, vómito, visión de halos alrededor de la luz, y dolor en el ojo.

 

Personas con PIO “normal” pueden inclusive pérdida notar de la visión debida al glaucoma. Esta condición es llamada glaucoma de tensión normal. En este tipo de glaucoma, el nervio óptico es afectado, aún cuando la PIO se considere normal. El glaucoma de tensión normal aún no se comprende en su totalidad, pero sabemos que la baja del nivel de PIO ayuda a demorar el progreso de este tipo de glaucoma.

 

El glaucoma infantil no es muy frecuente. Puede comenzar en la infancia, la niñez, o la adolescencia. Tal como en el glaucoma primario de ángulo abierto, hay pocos o ningún síntoma en la primera etapa. Ceguera puede resultar de no ser tratado. Este tipo de glaucoma puede ser hereditario, como la mayoría de los tipos de glaucoma.

 

Su oftalmólogo puede decirle si existe la posibilidad de padecer de glaucoma si usted tiene uno o más factores de riesgo, incluyendo una elevada PIO, historia familiar de glaucoma, un origen étnico en particular, edad avanzada, o alguna condición que afecte el nervio óptico. Si usted esta en riesgo de padecer de glaucoma, es importante que visite a su oftalmólogo con frecuencia.


ACCESSIBILITY